Nuestra historia

 

 

 

 

 

 Desde 1969, la familia Santacoloma inicia la producción de café especial en la finca la Macarena en Dosquebradas, Risaralda, Colombia. Después de 40 años la tercera generación de la familia decidió trasformar y comercializar los mejores frutos de sus cosechas, provenientes de lotes seleccionados se semillas arábicas. 

 

 

 

 

 

 

En estas tierras privilegiadas ubicadas a 1750 m.s.n.m. se cultiva cuidando el medio ambiente, pagando justamente a los trabajadores, controlando los procesos de recolección, beneficio y secado, ofreciendo a los consumidores experiencias únicas con café de taza diferenciada donde resaltan notas a chocolate y cítricos.